Dr. Norman´s
Derechos Reservados
2014
Los baños de sol y la exposición moderada a la luz solar son parte de los
remedios de la naturaleza para nuestro bienestar general.  Por años y
debido al aumento de cáncer de la piel, se le ha dado una connotación
negativa a tomar sol.  Algunas personas viven huyéndole a los rayos del
sol como si se tratara de un enemigo.  Se le adjudica al sol ser la fuente de
vida y energía del planeta. Si es así, no pude ser mortal como se señala.
Las personas que deciden cambiar su estilo de alimentación, de una
altamente tóxica a un estilo sencillo, sin el uso de grasas de origen animal
ni carnes, podrán luego de pasar un periodo razonable de tiempo
comenzar a exponerse un poco más a la luz solar. Es el calor y el efecto de
la luz ultravioleta sobre la piel grasosa lo que puede generar toxinas que
alteren la piel o la función de cualquier órgano. Comience tomando
algunos minutos de sol en las primeras horas de la mañana a fin de
estimular la formación de vitamina D y fomentar la eliminación de toxinas
a través de los poros. Sudar un poco al sol es excelente medicina para el
organismo, mientras camina por la playa, el campo, hace un poco de
jardinería o agricultura.  Recuerde, el sol es la principal fuente de vida del
planeta, puesto por el Creador al beneficio de todos los seres del planeta,
al igual que el aire y el agua pura. Si aprendemos a usarlos, podremos
beneficiarnos de sus atributos curativos.