Dr. Norman´s
Derechos Reservados
2014
El agua constituye entre un 50 al 90% de la masa de los organismos vivos. La
sangre de los animales y la savia de las plantas contienen una gran cantidad de
agua, que sirven para transportar adecuadamente los alimentos a las células y
desechar el material de desperdicio.  Es también esencial en los procesos de
descomposición metabólica de las proteínas y los carbohidratos (hidrólisis).
El agua pura o destilada es el mejor solvente que puede producir  la disolución
de los sedimentos sanguíneos. Cuando se toma de forma continua y en
cantidades pequeñas, constituye un recurso inigualable para mantener el
cuerpo sano y limpio, una piel lozana y una regeneración constante de células
y tejidos. Cuando se toman dos o tres onzas de agua cada 15 ó 20 minutos es
más conveniente. El organismo puede utilizarla de forma mucho más
eficientemente y usted notará la diferencia en su estado de salud, en la
producción de energía y en los procesos metabólicos del cuerpo. Por lo tanto,
tenga una botella de agua destilada o procesada mediante osmosis inversa
disponible las 24 horas al día. El agua es el agente neutralizador, el único
recurso solvente e insustituible de los procesos metabólicos del cuerpo.